Find Papa Francisco en Cuba on FacebookFind Papa Francisco en Cuba on TwitterFind Papa Francisco en Cuba on Google+Find Papa Francisco en Cuba on FlickrFind Papa Francisco en Cuba on YouTubePapa Francisco en Cuba RSS feed

@FranciscoenCuba @Pontifex_es ramo de flores para la Caridad del Cobre, como un hijo más.

Videomensaje de su Santidad Francisco al pueblo de Cuba

To read in english

(Versión no oficial)

Queridos hermanos:

Faltan ya pocos días para mi viaje a Cuba. Con este motivo deseo enviarles un saludo fraterno antes de encontrarnos personalmente. Voy a visitarlos para compartir la fe y la esperanza, para que nos fortalezcamos mutuamente en el seguimiento de Jesús. Me hace mucho bien y me ayuda mucho pensar en su fidelidad al Señor. En el ánimo con que afrontan las dificultades de cada día, en el amor con que se ayudan y sostienen en el camino de la vida. Gracias por ese testimonio tan valioso.

De mi parte quisiera transmitirles un mensaje muy sencillo. Yo pienso que es importante y necesario: Jesús los quiere muchísimo, Jesús los quiere en serio, él los lleva siempre en el corazón. Él sabe mejor que nadie lo que cada uno necesita, lo que anhela, cuál es su deseo más profundo, cómo es nuestro corazón. Y él no nos abandona nunca. Y cuando no nos portamos como él espera, siempre se queda al lado, dispuesto a acogernos a confortarnos, a darnos una nueva esperanza, una nueva oportunidad, una nueva vida; él  nunca se va, él está siempre ahí.

Sé que se están preparando para esta visita con la oración, se lo agradezco infinitivamente, necesitamos rezar, necesitamos la oración, ese contacto con Jesús y con María. Y me da mucha alegría que siguiendo el consejo de mis hermanos Obispos de Cuba, estén repitiendo muchas veces al día esa oración que aprendimos de niños: “Sagrado corazón de Jesús, haz mi corazón semejante al tuyo”. Es lindo tener un corazón como el de Jesús para saber amar como él, perdonar, dar esperanza, acompañar.

Quiero estar entre ustedes como misionero de la misericordia, de la ternura de Dios, pero permítanme que los anime también a que ustedes sean misioneros de ese amor infinito de Dios, que a nadie le falte el testimonio de nuestra fe, de nuestro amor; que todo el mundo sepa que Dios siempre perdona, que Dios siempre está al lado nuestro, que Dios nos quiere.

Voy a ir también al Santuario de la Virgen del Cobre como un peregrino más, como un hijo que está deseando llegar a la casa de la madre. A ella le confío este viaje y también le confío a todos los cubanos. Y por favor les pido que recen por mí, que Jesús los bendiga, y la Virgen Santa los cuide, Gracias.


Pope Francis Sends Fraternal Message to Cubans

Dear brothers:
 
It’s just a few days for my trip to Cuba. With that motive I wish to send a fraternal message before we meet in person.
 
I will visit you to share the faith and hope, to grow stronger together in pursuit of Jesus. Thinking about your happiness for the Lord, in the spirited way you face everyday difficulties, the love you have in helping and supporting one another along the way of life. Thanks for such a valuable testimony.
 
For my part, I would like to transmit a very simple message for you, but I think it is important and necessary. Jesus loves you a lot. Jesus really loves you. He always carries you in his heart; He knows better than anyone what everyone needs, what everyone longs for, everyone’s greatest wish, how our heart is, and He will never abandon us, and when we do not behave the way He expects, he always stays on our side willing to receive us, to comfort us, to give us a new hope, a new opportunity, a new life. He never walks away, He’s always there.
 
I know you’re preparing for this visit with a pray, I’m infinitely grateful to you. We need to pray, we need prayer, that contact with Jesus and Mary, and I’m really happy to know that following the advice given by my brother bishops of Cuba you are repeating many times a day that prayer we learn in our childhood: “Holy Heart of Jesus, make my heart like yours”. It’s nice to have a heart like that of Jesus, to love like Him, to forgive, to give hope, to accompany.
 
I want to be with you as a missionary of mercy, the tenderness of God. But let me encourage you too to be missionaries of that infinite love of God, let nobody be deprived of the testimony of our faith, our love, let everyone know that God forgives, that God is always on our side, that God loves us all.
 
I will also visit the Sanctuary of the Virgin of Cobre just as a pilgrim, like a son who is wishing to arrive at his mother’s house. I entrust this trip to Her and also I entrust it to all the Cubans.
 
And I please, ask you to pray for me, Jesus bless you all and the Holy Virgin protect you.

 

Thank you,    
Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.